Saltar al contenido

 

Hibernar colmenas puede ser una solución

El proyecto de Apicambio se sustenta en la posibilidad de que Hibernar colmenas puede ser una solución. Aunque parezca ciencia ficción, la baja temperatura además de llevar al letargo, busca proteger al sector frente a los estragos de los eventos extremos del clima

OSCAR CELA
 
E. Á. 
SANTIAGO / LA VOZ 

                           Apicambio, un proyecto claro

Con el proyecto de Apicambio, Hibernar Colmenas puede ser una solución, de la Asociación Sectorial Forestal de Galicia (Asefoga) con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica, tiene un objetivo claro. Pretenden poner en marcha medidas de adaptación del sector apícola gallego y luchar contra los efectos que el cambio climático provoca en la producción apícola.

                          Meteorología

Más sequía en los veranos, más lluvia en el invierno y fenómenos atmosféricos fuera de las fechas habituales. Esta falta de sincronía provoca que el ciclo de la floración y el de las abejas no coincidan. Por ello no se produce la polinización. Además, este cambio climático y la globalización han traído a Galicia especies como la velutina, que acaba con poblaciones de abejas.

                    Hibernar puede Salvar

Los apicultores han elaborado una serie de propuestas para poder salvar su medio de vida y el ecosistema. Entre ellas está la hibernación de las colmenas durante el invierno en instalaciones para mantener los panales a unos dos grados de temperatura. De momento se están realizando estudios, pero sería una solución para luchar contra el cambio climático. A la vez se actuaría contra ácaros invasores como la varroa y las velutinas. Jacobo Feijoo, secretario de Asefoga, asegura que para poner en marcha estas medidas se precisa terminar los estudios y fondos de las Administraciones. La idea de este colectivo es comenzar con una instalación experimental. En ella también se podría estudiar el ciclo de hibernación de la velutina.

Las Ventajas de Hibernar

Hibernar colmenas tiene varias ventajas. Por un lado, durante ese tiempo las abejas estarían protegidas de la velutina y podría lucharse contra la varroa. Las colonias de abejas en estas salas no tienen crías. Los ácaros varroa precisan de las crías. Los apicultores ahorrarían tiempo y recursos porque las abejas no necesitarían alimentación suplementaria. Además, la reina, al permanecer quieta, aumenta su longevidad para poner huevos.
Movilidad y diversificación
El proyecto Apicambio recoge más medidas a implementar. Por ejemplo la movilidad de las colmenas. De esta forma se puede aprovechar la floración de zonas que no están próximas a la explotación. O la diversificación hacia otros productos. Además de miel, las colmenas ofrecen otras posibilidades de negocio: polen, cera, enjambres, reinas vírgenes o fecundadas, jalea o hidromiel. En Galicia hay tres mil personas que se dedican a este sector, con 165.000 colmenas y 1,5 millones de kilos de producción al año.