Saltar al contenido

Propiedades de la Miel

Las abejas pasan toda su vida polinizando flores y haciendo miel. El polen que recolectan de las flores para crear la miel, las abejas usan para alimentarse. Los apicultores conocedores de las propiedades de la miel son responsables de recolectar la miel de las abejas y utilizarla para el consumo humano.

Después de que el apicultor haya cosechado la miel, quitado los opérculos de las celdas, las abejas usan estas tapas de cera para sellar la miel en el panal, y extraído la miel del panal, es hora de procesar la miel.

     Miel Procesada

No todos los apicultores procesan su miel. La miel sin procesar se comercializa con palabras como cruda, orgánica, sin filtrar y natural impresa en la etiqueta. Estas palabras son sinónimos para decir sin procesar. Los apicultores que eligen procesar su miel, deben hacerlo tan rápido después de extraer la miel como sea posible. El acto de procesar la miel es asegurarse de que la miel se alcance una temperatura de pasteurización y se filtre. Procesar la miel es un proceso pegajoso y en el que hay que deberás soportar miel muy caliente. Es importante que la persona sea paciente y diligente. El área donde se realiza el procesamiento debe mantenerse limpia y libre de insectos. Antes de comenzar a procesar la cosecha de miel, asegúrese de que todo su equipo esté seco. La miel absorberá el agua y si contiene mucha puede fermentar.

     Experiencia

Los apicultores experimentados pueden reconocer los tipos de miel. Solo con mirar el recipiente que la contiene podrán decir el tipo de flor del que está compuesta. Las flores que visitaron las abejas obreras que recolectaban polen. Pueden hacerlo mirando el color de la miel. El tipo de flor de la cual las abejas recolectan el polen también afecta el sabor de la miel. Otros factores como la calidad del suelo y la calidad del panal de miel pueden cambiar el sabor de la miel. En promedio, la miel de color más claro tiene un sabor más suave que la miel de color más oscuro. Hay aproximadamente trescientas variedades diferentes de miel producidas en los Estados Unidos.

Los opérculos o tapones de cera que las abejas usan para sellar la miel en los panales de miel pueden usarse para hacer velas de cera de abeja.

Para la salud consciente, la miel es un gran sustituto del azúcar blanco.

La miel que todavía está en el panal tiene un sabor más natural que la miel que se ha extraído. La miel extraída funciona mejor para aromatizar tés y cocinar.

     Medicinal

Los fanáticos de la curación natural siempre han sido grandes fanáticos de la miel con fines medicinales. Se cree que la miel es una excelente manera de aliviar el dolor de garganta, puede ayudar a regular la presión arterial, las quemaduras, las heridas por presión y las heridas infecciosas. La miel ha sido utilizada por los boticarios chinos para aliviar dolores y molestias. Los egipcios preferían usar la miel cuando trataban heridas. Incluso los griegos y los romanos dejaron literatura en donde se habla de los beneficios medicinales de la miel para curar diversas formas de enfermedades.

Procesamiento de miel cruda

    Miel Pasteurizada

Una vez que el apicultor recolecta la miel de su cosecha, inmediatamente debe realizar el procesamiento de miel cruda porque se cristaliza cuando se deja reposar. Es necesario calentarla a una temperatura  entre 150 y 170 grados porque transporta la bacteria que causa el botulismo. Esta bacteria puede ser peligrosa ya que es la misma bacteria que causa la intoxicación alimentaria. La miel es más dulce que el azúcar de mesa, pero el problema con el azúcar de mesa es que es de color blanco artificial una vez refinada, ya que en bruto sin procesar es marrón. La miel se pasteuriza para eliminar las bacterias como el botulismo para que sea seguro comer y añadir sobre otros alimentos.

 

    Miel cruda de Color Dorado

El color de la miel, realmente, no es dorado, sino que es clara y pastosa antes de que se cocine hasta el punto en que se carameliza. También tiene su función en la medicina y en muchos suplementos vitamínicos.  Cruda y sin procesar tiene un alto nivel de antioxidantes y enzimas, además ayuda en la digestión y posee otras propiedades saludables.

 

    Desplazando al Maíz

Lo bueno de la miel es que está reemplazando lentamente al jarabe de maíz que se utiliza en muchos de los alimentos que comemos hoy en día. Éste está relacionado con la diabetes porque la gente abusa y lo come en cantidades elevadas. La miel está sustituyendo al jarabe de maíz porque es un producto natural mientras que el jarabe de maíz se procesa mecánicamente.

La miel también se usa en la cerveza y otras bebidas como los tés. Se está convirtiendo en un producto sumamente útil que impulsa a muchos apicultores a producir miel de alta calidad. Durante los últimos 2700 años, según la historia, la miel se usó en medicina para proporcionar alivio tópico para las erupciones. También para tratar la irritación de la piel, como la condición llamada MRSA (pronunciada -mersa- un tipo de infección por estafilococos resistente). La miel también es buena para mezclarla con un poco de limón para tratar la laringitis. También se usa para tratar la conjuntivitis contagiosa  (ojo rosado).

    Formas diferentes de procesar la miel

Entre las más comunes está la miel en panal que se calienta y se trata a través de la pasteurización. De ahí se obtiene la miel cruda, que es la base para la miel pasteurizada que se ve en las tiendas hoy en día. Se recomienda a los padres que tengan cuidado al administrar productos de miel para bebés debido a los niveles de ácido y la posible exposición a las bacterias del botulismo. Es por eso que es prudente comer miel que haya sido pasteurizada. No sabemos a qué tipo de exposición química u orgánica han estado las abejas que produjeron la miel. Por ello debemos ser prudentes y consumir miel que haya sido pasteurizada o producida por un agricultor orgánico que produzca miel cruda. Ese es, probablemente, el tipo de miel más seguro que podemos ingerir ya que no nos expondrá a bacterias perjudiciales para la salud.

Muchos apicultores están tratando de certificar la miel que producen como miel orgánica, han dejado de creer en producir un producto usando pesticidas y químicos dañinos. Si algo orgánico es la mejor opción, ya que estos agricultores solo producen un producto en tierra que no está tratada con productos químicos. La agricultura ecológica tiene que adaptarse a unos estándares de calidad determinados. El apicultor se adherirá a ellos pues es lo que el mercado espera del producto. Los apicultores suelen saber sobre la forma natural de las cosas, especialmente cuando se trata de la miel que producen.

Comienza tu propio negocio de apicultura

Comienza tu propio negocio de apicultura, será un momento emocionante y divertido. En realidad será una tarea que dé mucho trabajo y consuma mucho tiempo. Gran parte de las personas que están en apicultura, en realidad lo toman como un pasatiempo. Pero tener un pasatiempo o una actividad como medio de vida son dos cosas completamente distintas. En la primera inviertes tu tiempo y, en algunos casos, un dinero limitado.  En la segunda se trata de tu sustento con el que estás tratando de ganarte la vida.

 

    Picaduras

La apicultura, dejando a un lado la cuestión de las picaduras, es como la agricultura. Debes que estar al tanto de las demandas del mercado y ser tecnológicamente inteligente. Gran parte del negocio dependerá de lo rápido que puedas producir un solo producto.

 

    Antigüedad

Sin embargo, aquí es donde aprenderá que la apicultura no es así. Si espera obtener una ganancias de forma rápida, olvídelo. El negocio tendría que haber estado en funcionamiento desde hace mucho tiempo.  Además, deberá de haber seguido las tendencias exigidas por el mercado.  Hoy en día es necesario tener un sitio web. Si no, considérese un fósil en el área de negocios, porque ése será su único enlace con resto del mundo. Comprenderá que es fundamental tener un sitio web,o al menos un blog, donde comparta sus experiencias y actividades apícolas.

 

     Compañías

La mayoría de las grandes compañías que comercializan la miel, trabajan con infinidad de pequeñas empresas apícolas que simplemente no están equipadas para manejar la producción masiva de miel y dedicarse a la venta. Además las pequeñas empresas no ganarán mucho, dado que les pagan la miel a peso y la cantidad promedio que cosechan después de haber pasado toda la temporada no es importante. Los apicultores comerciales promedian un par de miles de libras, pero los tienen que impulsar la producción si quieren promediar por lo menos $ 15-30 por año.

 

     Comercialización

Éste es un campo competitivo para vender miel y producir productos de cera de abeja, ya que la industria de la apicultura no funciona como una cooperativa, como lo hacen muchos agricultores orgánicos en la época en que trabajan juntos. La apicultura es un trabajo subcontratado y muchos de estas pequeñas empresas son subcontratadas por estas grandes corporaciones para producir miel bajo su marca y su línea de alimentos.

 

     Empresas y Contratos

La subcontratación puede sonar bien, pero también compiten por estos contratos otras muchas pequeñas empresas. El alto riesgo es que pueden perder sus contratos si las compañías que lo contratan no están satisfechas con su producción por cualquier motivo. Podría ser la calidad del producto a cualquier otro detalle. Es por eso que es un negocio arriesgado porque nunca se sabe cuál será el resultado y cómo funcionará el mercado justo durante la temporada. Esto es en lo que un apicultor se basa para hacer su previsión financiera, que es la cantidad que anticipan para hacer su inversión estacional.

Los apicultores tienen que basar su balance financiero a través de la previsión del buen o mal clima y la temporada con la demanda del mercado. Pero no siempre se puede predecir el buen clima, lo cuál es la mayor preocupación de muchos. Tienen más factores de los qué preocuparse que los agricultores, ya que puede marcar la diferencia que llueva y el clima más fresco es adecuado para los alimentos que cultivan. La apicultura depende de la actividad de las abejas y de lo bien que puedan producir la miel, ya que las abejas están más activas con ciertos climas y temperaturas.

En definitiva, si espera prosperar en este negocio, entienda que es mucho trabajo y mucho el tiempo que invertirá. Los resultados los podrá ver cuando esto funcione, a medio o largo plazo.

Entrenar para ser un apicultor

Ser un apicultor es como cualquier deporte u ocupación que se debe cultivar, es una habilidad que consume mucho tiempo y un cierto capital. Por ello es necesario entrenar para llegar a ser un buen apicultor y llegar a hacer de ésta una afición rentable. La mayoría de los apicultores perciben la apicultura como un trabajo serio. Y ésto a pesar de que esta pasión una vez fue declarada un simple pasatiempo. Actualmente se ha convertido en una actividad que mueve un mercado de alimentos de mil millones de dólares. La industria de la apicultura ha recorrido un largo camino. Se tratará de un simple pasatiempo, pero actualmente está en las mesas de todo el mundo.

Muchos apicultores que no pertenecen a una familia con tradición apícola, tendrán que aprender de un apicultor experimentado, observar sus técnicas y seguir sus consejos para ser un apicultor.    Éste será su maestro y probablemente tendrá años de experiencia y conocerá la biología y costumbres de las abejas.  Es posible que prediga el futuro de una explotación apícola sólo con mirar el entorno.   Seguramente sabrá qué resultados obtendrá y si la temporada saldrá bien.

 

    Producto de la miel

Mucha gente desconoce que, aunque escatológico, la miel es el alimento de las abejas después de ser regurgitado. Las abejas no solo fabrican la miel sino que se alimentan de ella durante los meses de invierno, meses en los que no hay flores en el  campo a causa de esta fría estación. La miel es una forma para que puedan mantener sus alimentos durante los meses fríos, una especie de conserva.

Por increíble que parezca, las abejas hayan dominado el arte de la supervivencia durante los meses de invierno.

Los apicultores también deben tener en cuenta que, probablemente, en ciertas épocas del año en las que no haya producción de miel, las abejas son más activas durante los meses cálidos, deberán de alimentar a las abejas artificialmente. Existen jarabes y otro tipo de preparados alimenticios especiales para alimentar el enjambre. Muchos apicultores alternan la actividad apícola con la agricultura, teniendo otra manera de ganarse la vida cuando hace frío.

La apicultura es un pasatiempo costoso que puede parecer barato. La colmena, base principal de esta actividad, puedes fabricarla con una simple caja, de madera u otros materiales, dónde se coloquen algunos cuadros que permitan vivir a las abejas. Pero lo realmente fundamental, y es ahí dónde está el coste, es que debes saber dónde colocar las cajas para que las abejas se sientan atraídas y quieran construir sus panales, y eso es lo que requiere de mucho tiempo y un gran aprendizaje.

 

     Prácticas fundamentales

Tienes que entrenar para ser un buen apicultor y estar bien formado en el área de entomología. Debes conocer qué insectos son compatibles con las abejas. Algunos se alimentan de abejas, como las chaquetas amarillas, los avispones y las avispas, pero son principalmente los ácaros unos de las más importantes. Insectos molestos porque son tan pequeños que necesitas un microscopio para estudiarlos con detalle.

Las ciencias de la naturaleza juegan un papel muy importante en la adquisición de la experiencia de un apicultor. La mayoría de las personas no son conocedoras de esta ciencia y los elementos constituyentes de la misma que son importantes y necesarios. Es fundamental tener una idea de cómo manejar las abejas y qué hacer para mantener su hábitat saludable y evitar que las plagas amenacen o ataquen a las colmenas y maten a las abejas.

 

      Afición o Pasión

Hay muchos pasos que involucran la educación y la capacitación adecuadas de un apicultor. Se requiere una persona comprometida, seria y dedicada a una forma de vida. Una tradición que en algunas familias ha perdurado durante generaciones.

Colmenar Los Castaños en Ruijas
Colmenar Los Castaños en Ruijas, Cantabria

 

Muchas personas aprenden a través de las generaciones de bisabuelos, abuelos y padres. En mi caso heredé esta apasionante afición de mi tío Acindino, cura del pueblo de Ruijas en Valderredible, Cantabria, España.

Empezó como una curiosidad, una tradición familiar y una forma de vida que atraía a los niños. Ni siquiera se trataba de ganar dinero, en realidad era solo una tarea más de su misión pastoral, pero a lo largo de los años progresó lentamente hacia una empresa que vendía su miel como un producto como los huevos, la carne u otros productos lácteos.

     Sigue siendo un mercado rentable.

Mirar la miel y contemplar esos tonos de ámbar acaramelados, indican que es una de las ambrosías más dulces y sabrosas del mundo.

 

 

 

    Empaquetando tu miel

Los grandes apicultores no pueden obtener ganancias si limitan su mercado a su comunidad local.  Los apicultores que tienen varias colonias deben poder vender sus productos en tiendas mayoristas y supermercados más grandes si quieren mantener solventes sus finanzas.

Para que los apicultores vendan su miel a un mercado más grande, su empaque debe cumplir con ciertas normas del USDA.

    Recipientes

Lo primero que tienen que decidir los apicultores es qué tipo de recipiente quieren usar para guardar su miel. El tamaño estándar de los contenedores utilizados para vender miel se mide en libras. La cantidad típica de miel ofrecida a los clientes puede ser una cantidad tan pequeña como media libra o tan grande como cinco libras de miel. Algunas tiendas son perfectas para vender miel que se mide en galones, estas tiendas ofrecen a sus clientes la opción de comprar un recipiente de miel tan pequeño como media pinta o tan grande como un galón. Si, como apicultor, te atraen los novedosos recipientes, puedes elegir entre una variedad de divertidos recipientes para empaquetar tu miel, como por ejemplo, codos, osos y botellas de plástico.

Una vez que haya elegido la botella perfecta para su miel, debe diseñar una etiqueta igualmente perfecta. Antes de comenzar a diseñar una etiqueta para su cheque de miel con el gobierno de su estado, la mayoría de los estados tienen varias leyes y requisitos sobre cómo aparecen las etiquetas en los productos.

    Identificación

Asegúrese de que la palabra miel esté escrita en negrita en la etiqueta. La palabra debe sobresalir y realmente llamar la atención del comprador ocasional. La mayoría de los diseñadores gráficos recomiendan que la miel se ejecute en paralelo con la base del recipiente. No autorice una etiqueta si el diseño no incorpora su nombre (o el nombre de su granja) y su dirección.

    Distribución

Si utiliza una empresa de embalaje o distribución, su nombre y dirección también deben incluirse en la etiqueta. Lo último que debe estar claramente impreso en la etiqueta es el peso neto de la miel. Si la miel que está comercializando pesa entre una y cuatro libras, entonces el peso debe escribirse en libras y onzas. El tamaño de impresión utilizado para mostrar el peso neto no es aleatorio, el tamaño de la fuente está determinado por el tamaño y la forma del contenedor para empaquetar tu miel.

    Clasificaciones y Características

Si usted es un apicultor que cosecha su miel más de una vez por temporada, podría escribir qué sabor de miel está vendiendo. Es posible que tenga miel con sabor a trébol, alfalfa o flores de manzana.

Las etiquetas que tienen palabras como sin filtrar, natural, en bruto y de área se refieren a la miel que no se ha procesado.

Los apicultores que tienen los grados del USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) impresos en la etiqueta han aprobado un conjunto de estándares de grado del USDA. La miel que tiene una calificación de USDA de A ha pasado los exigentes estándares gubernamentales. La miel que tiene una calificación D de USDA ha aprobado solo un mínimo de normas. El USDA clasifica la miel según la cantidad de humedad en la miel, la claridad, la calidad del sabor y los defectos.

Cosechando la miel

Obviamente, casi sobraría decirlo, la razón principal para instalar, mantener y almacenar una colmena es finalizar la temporada cosechando la miel y obtener una buena producción de miel que añada un ingreso adicional.

Cuándo cosechar?

Sabrás que es hora de cosechar la miel cuando mires en una de tus colmenas y encuentres que los marcos están llenos de panales de miel que tus abejas han cubierto con opérculos, una especie de tapas de cera .

Ahora, todo lo que tienes que hacer es quitar los panales de miel.

    De Blanco mejor

Cosechar la miel no es un problema siempre que se disponga todo el equipo de apicultura, use ropa de color claro. Mejor si es blanca (los apicultores sabemos, la experiencia enseña, que la ropa de color más claro tiene un efecto calmante en las abejas) y mantenga la calma.

    Química o humo?

Cuando el alza esté lleno de panales de miel con opérculos en cada celda (una especie de tapadera de cera), tendrás que quitar las abejas.

Aunque hay productos químicos disponibles en el mercado que lo harán más fácil continuar cosechando la Miel.  Un producto químico popular que los apicultores usan para remover las abejas del alza es Bee-Go.          Todo lo que tienen que hacer los apicultores es aplicar Bee-Go bajo la entretapa. Cuando las abejas huelen el producto Bee-Go, se dirigen a la parte inferior de la colmena, dejando el alza lleno de panales tapados para que los coseche.

Otro producto que los apicultores utilizan para limpiar alzas es uno llamado Fishers Bee Quick. Ninguno de estos productos daña a las abejas, las abejas simplemente encuentran el olor ofensivo y se alejan de él.

    Experiencia propia:

De apicultor a apicultor, yo nunca utilicé ningún producto químico para ahuyentar a las abejas. Nunca necesité nada más y el humo creo que es una razón más que suficiente para que

cualquiera  "ponga los pies en polvorosa".   Las abejas sienten el humo y abandonan la colmena ante el peligro de que ésta se incendie.   ¡¿ O acaso a ti te hacen falta más razones que el humo para que abandones tu propia casa?!

Ahora que está en posesión de los panales de miel, debe prepararlo para extraer el dulce néctar. El primer paso en esta preparación es quitar los opérculos, las tapas de cera, que las abejas han usado para sellar la miel en el panal de miel y conservarla en perfecto estado.

    Cada maestrillo tiene su librillo!

Muchos apicultores prefieren usar nueve marcos en lugar de diez en sus alzas. Al usar nueve marcos, dan a las abejas el espacio suficiente para sacar y usar el peine, colocando la tapa justo en el borde de éste. Esto además hace que sea más fácil quitar las tapas de cera.

Los apicultores usan un cuchillo de metal, manual o eléctrico. Para quitar las tapas, el cuchillo manual funciona mejor si la hoja del cuchillo se calienta, pues es más fácil cortar la cera caliente que cortar la cera fría. Puede mantener caliente la hoja del cuchillo debes introducirlo de vez en cuando en un recipiente lleno de agua caliente.

A muchos apicultores les gusta usar su cuchillo de pan para quitar las tapas de cera del panal de miel, mientras que otros prefieren un cuchillo eléctrico que está diseñado solo para apicultores.

    ¿De qué cera crees que están hechas las velas?

Retirar de las tapas la miel que gotea es fácil.  Use un trozo de paño de queso para vaciar el contenido en una segunda olla. La miel se drenará a través de la gasa y las tapas de cera de la abeja se acumularán en la parte superior.

Una vez que se retiran los tapones de las celdas, la miel está lista para ser extraída.

Cuando quites las tapas, déjalas caer en una olla. Solo a través de ellas notarás que hay una cantidad sorprendente de miel adherida. Dicha miel se puede procesar y usar.

También hay un mercado para los opérculos de cera. Utilizaremos un cuchillo eléctrico, uno manual o un peine para retirar los opérculos. Los panales estarán listos para extraer su miel.

El tercer producto más adulterado del mundo:

"Envasan un producto que no es miel con su nombre"

Los apicultores denuncian la falta de claridad en el etiquetado de la miel. Aseguran que en muchas ocasiones se trata de productos que distan del extraído en las colmenas españolas.

España genera cerca de 30.000 toneladas cada año, y dentro de nuestro país, Andalucía es la Comunidad que más produce.
"El robo de colmenas está a la orden del día", asegura un apicultor de Coria del Río. Nos explica cómo 70 colmenas tienen que estar cerradas bajo llave. De una colmena se pueden sacar "30 kilos en un año bueno", según afirma.
En España se produce el 50% de toda la miel que se consume, y los apicultores exigen un etiquetado correcto del producto: "Hay una industria que está estafando, envasando un producto que no es miel con su nombre".
Producir un kilo de miel en España cuesta 2,70, un precio que dista de las mieles más baratas del mercado, con las que aseguran "no pueden competir". "Nosotros con lo que podemos competir es con calidad, casi toda nuestra miel se exporta y la que se consume aquí es la que nos traen de fuera".
El aspecto de estos productos también se diferencia de la miel recién extraída. Una de las garantías de que se trata de un producto de calidad es la cristalización de la miel: "Elevan la miel a una temperatura excesiva y destruyen todas sus propiedades con el fin de hacerla líquida".
La información que lleva el etiquetado puede darse que lleve un 1% de miel europea y un 99% de miel de terceros países. Para clarificar el etiquetado deberían poner el país y que tanto por ciento de miel lleva". Estas exigencias ya se negocian con el Gobierno para dar más transparencia al consumidor.
También bajo sospecha está el origen floral que recogen las etiquetas: "Para saber si realmente es una miel de lavanda o de brezo, debemos irnos al ADN de la miel que sería el polen".