Saltar al contenido

Propiedades de la Miel

Las abejas pasan toda su vida polinizando flores y haciendo miel. El polen que recolectan de las flores para crear la miel, las abejas usan para alimentarse. Los apicultores conocedores de las propiedades de la miel son responsables de recolectar la miel de las abejas y utilizarla para el consumo humano.

Después de que el apicultor haya cosechado la miel, quitado los opérculos de las celdas, las abejas usan estas tapas de cera para sellar la miel en el panal, y extraído la miel del panal, es hora de procesar la miel.

     Miel Procesada

No todos los apicultores procesan su miel. La miel sin procesar se comercializa con palabras como cruda, orgánica, sin filtrar y natural impresa en la etiqueta. Estas palabras son sinónimos para decir sin procesar. Los apicultores que eligen procesar su miel, deben hacerlo tan rápido después de extraer la miel como sea posible. El acto de procesar la miel es asegurarse de que la miel se alcance una temperatura de pasteurización y se filtre. Procesar la miel es un proceso pegajoso y en el que hay que deberás soportar miel muy caliente. Es importante que la persona sea paciente y diligente. El área donde se realiza el procesamiento debe mantenerse limpia y libre de insectos. Antes de comenzar a procesar la cosecha de miel, asegúrese de que todo su equipo esté seco. La miel absorberá el agua y si contiene mucha puede fermentar.

     Experiencia

Los apicultores experimentados pueden reconocer los tipos de miel. Solo con mirar el recipiente que la contiene podrán decir el tipo de flor del que está compuesta. Las flores que visitaron las abejas obreras que recolectaban polen. Pueden hacerlo mirando el color de la miel. El tipo de flor de la cual las abejas recolectan el polen también afecta el sabor de la miel. Otros factores como la calidad del suelo y la calidad del panal de miel pueden cambiar el sabor de la miel. En promedio, la miel de color más claro tiene un sabor más suave que la miel de color más oscuro. Hay aproximadamente trescientas variedades diferentes de miel producidas en los Estados Unidos.

Los opérculos o tapones de cera que las abejas usan para sellar la miel en los panales de miel pueden usarse para hacer velas de cera de abeja.

Para la salud consciente, la miel es un gran sustituto del azúcar blanco.

La miel que todavía está en el panal tiene un sabor más natural que la miel que se ha extraído. La miel extraída funciona mejor para aromatizar tés y cocinar.

     Medicinal

Los fanáticos de la curación natural siempre han sido grandes fanáticos de la miel con fines medicinales. Se cree que la miel es una excelente manera de aliviar el dolor de garganta, puede ayudar a regular la presión arterial, las quemaduras, las heridas por presión y las heridas infecciosas. La miel ha sido utilizada por los boticarios chinos para aliviar dolores y molestias. Los egipcios preferían usar la miel cuando trataban heridas. Incluso los griegos y los romanos dejaron literatura en donde se habla de los beneficios medicinales de la miel para curar diversas formas de enfermedades.

Procesamiento de miel cruda

    Miel Pasteurizada

Una vez que el apicultor recolecta la miel de su cosecha, inmediatamente debe realizar el procesamiento de miel cruda porque se cristaliza cuando se deja reposar. Es necesario calentarla a una temperatura  entre 150 y 170 grados porque transporta la bacteria que causa el botulismo. Esta bacteria puede ser peligrosa ya que es la misma bacteria que causa la intoxicación alimentaria. La miel es más dulce que el azúcar de mesa, pero el problema con el azúcar de mesa es que es de color blanco artificial una vez refinada, ya que en bruto sin procesar es marrón. La miel se pasteuriza para eliminar las bacterias como el botulismo para que sea seguro comer y añadir sobre otros alimentos.

 

    Miel cruda de Color Dorado

El color de la miel, realmente, no es dorado, sino que es clara y pastosa antes de que se cocine hasta el punto en que se carameliza. También tiene su función en la medicina y en muchos suplementos vitamínicos.  Cruda y sin procesar tiene un alto nivel de antioxidantes y enzimas, además ayuda en la digestión y posee otras propiedades saludables.

 

    Desplazando al Maíz

Lo bueno de la miel es que está reemplazando lentamente al jarabe de maíz que se utiliza en muchos de los alimentos que comemos hoy en día. Éste está relacionado con la diabetes porque la gente abusa y lo come en cantidades elevadas. La miel está sustituyendo al jarabe de maíz porque es un producto natural mientras que el jarabe de maíz se procesa mecánicamente.

La miel también se usa en la cerveza y otras bebidas como los tés. Se está convirtiendo en un producto sumamente útil que impulsa a muchos apicultores a producir miel de alta calidad. Durante los últimos 2700 años, según la historia, la miel se usó en medicina para proporcionar alivio tópico para las erupciones. También para tratar la irritación de la piel, como la condición llamada MRSA (pronunciada -mersa- un tipo de infección por estafilococos resistente). La miel también es buena para mezclarla con un poco de limón para tratar la laringitis. También se usa para tratar la conjuntivitis contagiosa  (ojo rosado).

    Formas diferentes de procesar la miel

Entre las más comunes está la miel en panal que se calienta y se trata a través de la pasteurización. De ahí se obtiene la miel cruda, que es la base para la miel pasteurizada que se ve en las tiendas hoy en día. Se recomienda a los padres que tengan cuidado al administrar productos de miel para bebés debido a los niveles de ácido y la posible exposición a las bacterias del botulismo. Es por eso que es prudente comer miel que haya sido pasteurizada. No sabemos a qué tipo de exposición química u orgánica han estado las abejas que produjeron la miel. Por ello debemos ser prudentes y consumir miel que haya sido pasteurizada o producida por un agricultor orgánico que produzca miel cruda. Ese es, probablemente, el tipo de miel más seguro que podemos ingerir ya que no nos expondrá a bacterias perjudiciales para la salud.

Muchos apicultores están tratando de certificar la miel que producen como miel orgánica, han dejado de creer en producir un producto usando pesticidas y químicos dañinos. Si algo orgánico es la mejor opción, ya que estos agricultores solo producen un producto en tierra que no está tratada con productos químicos. La agricultura ecológica tiene que adaptarse a unos estándares de calidad determinados. El apicultor se adherirá a ellos pues es lo que el mercado espera del producto. Los apicultores suelen saber sobre la forma natural de las cosas, especialmente cuando se trata de la miel que producen.

 

    Empaquetando tu miel

Los grandes apicultores no pueden obtener ganancias si limitan su mercado a su comunidad local.  Los apicultores que tienen varias colonias deben poder vender sus productos en tiendas mayoristas y supermercados más grandes si quieren mantener solventes sus finanzas.

Para que los apicultores vendan su miel a un mercado más grande, su empaque debe cumplir con ciertas normas del USDA.

    Recipientes

Lo primero que tienen que decidir los apicultores es qué tipo de recipiente quieren usar para guardar su miel. El tamaño estándar de los contenedores utilizados para vender miel se mide en libras. La cantidad típica de miel ofrecida a los clientes puede ser una cantidad tan pequeña como media libra o tan grande como cinco libras de miel. Algunas tiendas son perfectas para vender miel que se mide en galones, estas tiendas ofrecen a sus clientes la opción de comprar un recipiente de miel tan pequeño como media pinta o tan grande como un galón. Si, como apicultor, te atraen los novedosos recipientes, puedes elegir entre una variedad de divertidos recipientes para empaquetar tu miel, como por ejemplo, codos, osos y botellas de plástico.

Una vez que haya elegido la botella perfecta para su miel, debe diseñar una etiqueta igualmente perfecta. Antes de comenzar a diseñar una etiqueta para su cheque de miel con el gobierno de su estado, la mayoría de los estados tienen varias leyes y requisitos sobre cómo aparecen las etiquetas en los productos.

    Identificación

Asegúrese de que la palabra miel esté escrita en negrita en la etiqueta. La palabra debe sobresalir y realmente llamar la atención del comprador ocasional. La mayoría de los diseñadores gráficos recomiendan que la miel se ejecute en paralelo con la base del recipiente. No autorice una etiqueta si el diseño no incorpora su nombre (o el nombre de su granja) y su dirección.

    Distribución

Si utiliza una empresa de embalaje o distribución, su nombre y dirección también deben incluirse en la etiqueta. Lo último que debe estar claramente impreso en la etiqueta es el peso neto de la miel. Si la miel que está comercializando pesa entre una y cuatro libras, entonces el peso debe escribirse en libras y onzas. El tamaño de impresión utilizado para mostrar el peso neto no es aleatorio, el tamaño de la fuente está determinado por el tamaño y la forma del contenedor para empaquetar tu miel.

    Clasificaciones y Características

Si usted es un apicultor que cosecha su miel más de una vez por temporada, podría escribir qué sabor de miel está vendiendo. Es posible que tenga miel con sabor a trébol, alfalfa o flores de manzana.

Las etiquetas que tienen palabras como sin filtrar, natural, en bruto y de área se refieren a la miel que no se ha procesado.

Los apicultores que tienen los grados del USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) impresos en la etiqueta han aprobado un conjunto de estándares de grado del USDA. La miel que tiene una calificación de USDA de A ha pasado los exigentes estándares gubernamentales. La miel que tiene una calificación D de USDA ha aprobado solo un mínimo de normas. El USDA clasifica la miel según la cantidad de humedad en la miel, la claridad, la calidad del sabor y los defectos.

 

La miel natural goza de buena prensa. ¿Cómo no enamorarse de un producto que involucra abejas, flores, néctar; que sobrevive desde los orígenes del hombre y, además, nos hace bien? Su comercialización supone la prohibición de cualquier aditivo o sustancia química ya que no necesita conservantes. ¿Qué más hay que saber para consumir miel natural? Mucho más.

Fabricio Raticelli, técnico Apícola, y Director del Área Apícola del Municipio de Maciá (Entre Ríos), enumera cinco razones para sumar miel natural a la mesa, menúes y también antojos, por qué no.

1- Regula el azúcar en sangre

Parece extraño, pero así es. El secreto está en la balanza de fructosa y glucosa. Cuando se consume miel, la porción de fructosa permite que la glucosa sea captada por el hígado para formar glucógeno que pasa a estar disponible para el cerebro, el corazón, los riñones y las células rojas de la sangre. Esto mejora el funcionamiento de los órganos y tejidos esenciales, eliminando la glucosa de la circulación y, por lo tanto, reduciendo el azúcar en sangre.
Cuando se consume miel, la porción de fructosa permite que la glucosa sea captada por el hígado para formar glucógeno que pasa a estar disponible para el cerebro, el corazón, los riñones y las células rojas de la sangre
Cuando se consume miel, la porción de fructosa permite que la glucosa sea captada por el hígado para formar glucógeno que pasa a estar disponible para el cerebro, el corazón, los riñones y las células rojas de la sangre

2- Reduce el estrés metabólico

El estrés emocional, psicológico o fisiológico se traduce en el cuerpo como estrés metabólico. Ocurre cuando el cerebro piensa que está en peligro de quedarse sin combustible: al ejercitarse o durante el sueño nocturno, por ejemplo.
La miel natural produce glucógeno en el hígado: reserva de energía que necesita el cerebro para su normal funcionamiento. Tendremos reservas suficientes de glucógeno si consumimos miel natural en el desayuno, antes de acostarnos y a intervalos regulares durante todo el día (especialmente antes y después de hacer ejercicio).
La miel natural es uno de los alimentos más puros, naturales y con mayor cantidad de beneficios sobre nuestra salud

Fabricio Raticelli

TÉCNICO APÍCOLA, Y DIRECTOR DEL ÁREA APÍCOLA DEL MUNICIPIO DE MACIÁ (ENTRE RÍOS)

3- Promueve la recuperación del sueño

El azúcar natural que contiene la miel produce una ligera secreción de insulina, lo que permite la secreción de melatonina, una hormona vital para la regulación diaria del sueño y vigilia. Por ello, es recomendable consumir leche caliente con una cucharada de miel antes de ir a dormir.
La melatonina, además, regula los ritmos cardíacos, ayuda a mejorar la inmunidad y facilita la reconstrucción de los tejidos durante la noche.

4 - Combate el estreñimiento

La miel tiene un elevado contenido en fructooligosacáridos (FOS), que, aunque tienen una función principalmente energética, al llegar al colon se comportan de una forma similar a la fibra vegetal: captan el agua aumentando el volumen de las heces y originan gases que incrementan el peristaltismo o movilidad intestinal. Por esto ejercen un efecto laxante suave.
Las diferentes propiedades de la miel pura
Las diferentes propiedades de la miel pura
Además, es el alimento preferido de las bacterias beneficiosas que habitan en el colon (nuestra flora intestinal) responsable de la fermentación y putrefacción de los residuos alimenticios que darán lugar a las heces.

5- Mejora la función cerebral

Para que el cerebro funcione correctamente hay que suministrarle energía. La función del calcio en el cerebro es importantísima ya que las neuronas utilizan el calcio para originar la señal eléctrica que se conduce de una neurona a otra para comunicar los mensajes. Si no hay suficiente calcio, el cerebro no funciona correctamente. Hay información científica que demuestra que la miel natural ayuda a absorber y fijar el calcio en el cuerpo, favoreciendo una correcta función cerebral.
Se recomienda de tres a cinco cucharadas de miel al día sin que se tenga efectos secundarios, riesgos o consecuencias negativas para la salud.

Fabricio Raticelli

TÉCNICO APÍCOLA, Y DIRECTOR DEL ÁREA APÍCOLA DEL MUNICIPIO DE MACIÁ (ENTRE RÍOS)

“Se siguen realizando investigaciones científicas sobre la miel ya que hay beneficios que aún debe ser corroborados”; convencido, Fabricio: “La miel natural es uno de los alimentos más puros, naturales y con mayor cantidad de beneficios sobre nuestra salud”

Recetas para incluir la miel en la dieta diaria

La miel resulta buena aliada para determinadas etapas de la vida, y del día. “Beneficia a deportistas, niños en crecimiento, adultos mayores, personas con trabajos forzados o que tienen carga intelectual extra, ya que aporta una dosis adicional de energía que se consume rápida y fácilmente”, argumenta Bárbara Saldaña, licenciada en Nutrición,(MP16.887). “Pueden utilizarla personas que estén bajando de peso, si controlan las cantidades”.
La única excepción son los bebés: “Es aconsejable que la consuman a partir de los 18 meses de nacidos, ya que la composición de miel puede traer una toxina que los jugos gástricos de los niños no pueden disolver; podría causar botulismo”
Ahora sí, Bárbara da a conocer recetas para saborear miel cotidianamente.

- Pan de miel

El pan de miel es una comida ideal para desayunos y meriendas, y puede ser una alternativa al pan tradicional. Lo hecho en casa es mejor que los panificados comprados, nunca se sabe si tienen aditivos extras.
El pan de miel es una comida ideal para desayunos y meriendas, y puede ser una alternativa al pan tradicional. Lo hecho en casa es mejor que los panificados comprados, nunca se sabe si tienen aditivos extras.
El pan de miel es una comida ideal para desayunos y meriendas, y puede ser una alternativa al pan tradicional. Lo hecho en casa es mejor que los panificados comprados, nunca se sabe si tienen aditivos extras.
Ingredientes:
  •  ​3 tazas de harina 0000. Reemplazable por harina integral para un mejor aporte de fibra.
  • 3 o 4 cucharadas de aceite.
  •  1 huevo batido.
  • 1/2 o 1 taza de miel.
  • 1 taza de leche templada.
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear.
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.

Optativo: ralladura de limón o de naranja, pasas de uvas o nueces.

Elaboración: En primer lugar, hay que batir y mezclar en un bol el aceite, el huevo, la miel, la leche y la sal. Tras amasar esta pasta se añaden, progresivamente, harina y polvo de hornear. Entonces, se puede adicionar pasas de uva o nueces. Se sigue amasando hasta que espese. Luego, se coloca la mezcla en una placa previamente enmantecada y enharinada y se lo coloca en el horno a una temperatura de 180 °. Se cocina en, aproximadamente, 45 minutos.
Data a tener en cuenta cuando se compra miel: el envase debe llevar escrito la palabra miel o miel de abejas. Hay productos que mezclan miel con jarabe de maíz o jarabe de maíz de alta fructosa para que rinda más. Se trata de un alimento a base de miel que está permitido, puede consumirse, pero no es miel pura. En el frasco se puede observar el peso neto, y de dónde proviene la producción de miel. Es indistinto que se conserve en envase de vidrio o de plástico. Puede ser liquida o solida, no varía el valor nutricional.

Bárbara Saldaña

LICENCIADA EN NUTRICIÓN (MP16.887)

- Galletas de avena y miel

Galletas de miel. Ideales para que los chicos lleven al colegio.
Galletas de miel. Ideales para que los chicos lleven al colegio.
Ideales para que los chicos lleven al colegio.
Ingredientes:
  •  1 taza y media de avena.
  • 1/2 taza de harina 0 harina integral.
  • 1/2 taza de miel.
  • 4 cucharadas de aceite.
  • 1/2 cucharadita de polvo de hornear.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • Ralladura de naranja.
Elaboración: Primero, batir el aceite y el huevo en un bol; después añadir la harina y el polvo de hornear. Mezclar bien la pasta usando una espátula. A continuación, agregar la avena y la miel. Si durante el proceso la masa queda demasiado seca, se puede añadir un poco de agua. Formar las galletitas con una cuchara y darles forma con la mano. Llevar al horno, previamente calentado a 180, en una placa rociada con aceite vegetal. Cocinar durante 15 minutos Opcional: se puede agregar chispas de chocolate y/o pasas de uva. Así se evita comprar galletitas industrializadas con grasas ocultas.

- Salsa de mostaza y miel

El toque mágico para las comidas. Condimenta carne, pollo, pescado, solomillo o costillas de cerdo. También se puede usar como aderezo en ensaladas y pastas al horno.
El toque mágico para las comidas. Condimenta carne, pollo, pescado, solomillo o costillas de cerdo. También se puede usar como aderezo en ensaladas y pastas al horno.
El toque mágico para las comidas. Condimenta carne, pollo, pescado, solomillo o costillas de cerdo. También se puede usar como aderezo en ensaladas y pastas al horno.
Ingredientes:
  • 1 cucharada sopera de mayonesa.
  • 1 cucharada sopera de miel.
  • 1 cucharada tipo postre de mostaza.
  • Una pisca de sal  y pimienta molida.
  • Una pisca de ajo molido.
Elaboración: Mezclar en un bol la mayonesa, la mostaza, la miel y condimentos. Dejar reposar unos minutos en la heladera, y listo.

- Pollo asado con miel y limón

Pollo con limón y miel.
Pollo con limón y miel.
Para dos personas.
Ingredientes:
  • 2 pechugas de pollo.
  • 1/2 limón.
  • 1 cucharada de miel.
  • 1 cucharadita de salsa de soja.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • 1 Cebolla picada bien chiquita.
  • Cebolla de verdeo a gusto.
Elaboración: En primer lugar, exprimir el limón en un bol y mezclar con la salsa de soja, la miel, la cebolla y la cebolla de verdeo. La salsa resultante se pone sobre las pechugas de pollo previamente sazonadas con sal y pimienta. El limón exprimido añade aún más sabor a las pechugas.
El pollo se tiene que hornear, aproximadamente, media hora a 180º o 200º. Durante este proceso, se lo pinta una o dos veces más con la salsa preparada para darle sabor y evitar que se seque. Al finalizar la cocción, agregar perejil fresco picado.
El pollo se puede acompañar con puré de calabaza o con una ensalada de repollo morado, tomatitos cherry y apio.

 

RR​

 

El tercer producto más adulterado del mundo:

"Envasan un producto que no es miel con su nombre"

Los apicultores denuncian la falta de claridad en el etiquetado de la miel. Aseguran que en muchas ocasiones se trata de productos que distan del extraído en las colmenas españolas.

España genera cerca de 30.000 toneladas cada año, y dentro de nuestro país, Andalucía es la Comunidad que más produce.
"El robo de colmenas está a la orden del día", asegura un apicultor de Coria del Río. Nos explica cómo 70 colmenas tienen que estar cerradas bajo llave. De una colmena se pueden sacar "30 kilos en un año bueno", según afirma.
En España se produce el 50% de toda la miel que se consume, y los apicultores exigen un etiquetado correcto del producto: "Hay una industria que está estafando, envasando un producto que no es miel con su nombre".
Producir un kilo de miel en España cuesta 2,70, un precio que dista de las mieles más baratas del mercado, con las que aseguran "no pueden competir". "Nosotros con lo que podemos competir es con calidad, casi toda nuestra miel se exporta y la que se consume aquí es la que nos traen de fuera".
El aspecto de estos productos también se diferencia de la miel recién extraída. Una de las garantías de que se trata de un producto de calidad es la cristalización de la miel: "Elevan la miel a una temperatura excesiva y destruyen todas sus propiedades con el fin de hacerla líquida".
La información que lleva el etiquetado puede darse que lleve un 1% de miel europea y un 99% de miel de terceros países. Para clarificar el etiquetado deberían poner el país y que tanto por ciento de miel lleva". Estas exigencias ya se negocian con el Gobierno para dar más transparencia al consumidor.
También bajo sospecha está el origen floral que recogen las etiquetas: "Para saber si realmente es una miel de lavanda o de brezo, debemos irnos al ADN de la miel que sería el polen".