Saltar al contenido

1

Síndrome de Desaparición de la Colmena - SDC

 

Este síndrome de desaparición de la colmena - SDC se conoce como de colapso de colonias (o Colony Collapse Disorder, CCD, por sus siglas en inglés). Un fenómeno de la década de los años 2000 por el que una cantidad considerable de abejas obreras de una colmena desaparecen sin motivo aparente.

 

Colador de miel sin uso

Este fue en realidad el motivo para que yo abandonase la apicultura, el síndrome de desaparición de la colmena. Este mediodía regresaba del Camping Valderredible en Polientes y venía buscando a un apicultor conocido para regalarle mi colador de miel. Es el único aparato que me queda en casa, dejando un lado la pequeña biblioteca de literatura apícola . Hace unos años, en el año 2017, por medio de la web Milanuncios vendí las demás máquinas de mi etapa de apicultor. Un madurador y un extractor. Los demás utensilios de mano los regalé.

Mi amigo me enseñó las alzas de las colmenas que acababa de traer de su apiario. Todos los cuadros vacíos de cría, polen o miel. 

Fue una visión que ya conocía y que me reveló la respuesta a mi ofrecimiento. "Te lo agradezco Manu, pero para qué quiero el colador si no hay miel qué colar?"

 

Pago en Especies

Por otro lado, todas las colmenas de mi apiario, unas 25 Colmenas Langstroth con 2, 3 o 4 cuerpos, estaban montadas según el sistema de Permapicultura ideado por Óscar Perone. Por otro lado, este sistema no me ha sido posible aplicarlo con éxito en el norte de España, donde imperan climas continentales. En estos climas fríos únicamente parece tener buenos resultados en los días más tórridos del verano, Julio y Agosto. En esos calurosos días la temperatura ambiental puede asemejarse a los climas de otras latitudes más cálidas. Durante estos meses las colmenas parece que rebosan de vida. Pero una vez finalizados los calurosos días de mielada, iniciado septiembre, esas mismas colmenas decrecen en su actividad y a causa de la poca población acaban muriendo.

 

Según mi modesto parecer, esta escasez de población que se acusa al final de la temporada lleva a las colmenas a su colapso. Posiblemente se deba a que cuando las abejas pecorean, por alguna razón aún desconocida, se desorientan y no saben regresar a su colmena. La causa la desconozco, pero no debe estar muy alejada de lo que ya expresan algunos apicultores, estudiosos o científicos. Es aventurado expresar una sentencia condenatoria, pero mi sensación es que hay demasiados productos transgénicos. Otros tantos fertilizantes. Otros tipos de cultivos no demasiado naturales. Y todo esto no pueden producir ningún efecto positivo en la naturaleza, sino todo lo  contrario.

SDC y Vespas Velutinas

Éstas mismas colmenas, referidas anteriormente, mi socio se las regaló a un apicultor que le ayudó a desmontar nuestro antiguo Colmenar. Eran los primeros años de la década y se empezaba a hacer patente la aparición de esa enfermedad CCD (siglas en inglés). Síndrome que arruina nuestros colmenares. Sería en aquél año, quizás antes, cuando lo sufrimos en nuestras colonias.

Desconocido aún hoy, dicho síndrome empezaba a asolar la apicultura del Real Valle de Valderredible. Este valle del Alto Ebro goza de un micro-clima protegido entre la cordillera Cantábrica por el norte y el Páramo de La Lora al sur. Éstas a su vez escoltan al río Ebro durante todo su curso, desde el Pantano del Ebro, en el Noroeste, hasta la salida del río por el Sureste en el límite con Burgos. Además de dar nombre a la península ibérica, el Ebro actúa como regulador de las extremas temperaturas, de verano e invierno, del clima Continental.  A causa del cambio climático, ni el clima Continental ni la cordillera Cantábrica son capaces de actuar como una barrera para insectos exóticos como la avispa velutina. Precisamente, estas últimas son el insecto exótico que últimamente prolifera por la rivera del río Ebro a su paso por Valderredible.

 

Recuerdos

Como decía, volvía al pueblo pensando en regalar el colador de miel a mi amigo apicultor. Hoy recordábamos aquellos años 80 y 90 en que las colmenas producían miel en grandes cantidades. Me comentó una anécdota de cuando yo le pedí unas alzas para usar en mi apiario ya que no tenía suficientes. Eran otros años y él las tenía todas ocupadas. Hoy me mostró en su garaje, almacén de todos sus aperos y utensilios para el trabajo apícola, la pila de alzas cubriendo toda la pared hasta el techo del enorme espacio.

El hombre regresaba de revisar sus apiarios, sudoroso y cansado. Mientras observaba la carga que traía en su remolque comprendí que el colador regresaría a su lugar de origen en mi garaje.

El colador de miel finalmente acabaría, como una reliquia, colgado de alguna pared de mi casa .

 

 

 

 

La biología de las abejas

 

La biología de las abejas es diferente en todo el mundo pues existen aproximadamente 20,000 especies de abejas, lo que hace que los apicultores se interesen por el polinizado cruzado. Cuando las abejas cambian las flores que recolectan, no solo cambia la miel producida por ese polen, sino que crean nuevas especies de flores. También cambia la consistencia de la miel.

    La miel el producto

Los apicultores rastrean a las abejas cuando se cruzan con otras especies apícolas y así es como siguen sus hábitos desde el apareamiento hasta el origen de procedencia. Los apicultores también realizarán un seguimiento de su producción de miel ya que a diferentes especies de abejas también se producirán distintos aromas, sabores y consistencias de miel y dependerá en buena parte de la Biología de las Abejas.

 

     Origen

La mayoría de las abejas se originaron en lugares de Europa, África y algunas partes de Asia, pero a causa de los movimientos migratorios a lo largo de la historia, que se iniciaron los la colonización y la llegada de Órdenes religiosas como los Jesuitas, las abejas y la apicultura fueron trasladadas a los diferentes estados de América a lo largo de los siglos. Las abejas se encuentran en todos los continentes excepto la Antártida.

 

     Evolución

Las abejas evolucionaron de las avispas, de las cuales descienden, con la diferencia de que las avispas no son insectos polinizadores. La capacidad para organizarse de las abejas rivaliza con las avispas, los escarabajos, las moscas y las mariposas. Las abejas también se clasifican en dos clases sociales que son ideales para que los apicultores adapten su sistema de manejo de abejas y colmenas.    La mayoría de las abejas nacidas suelen ser hembras, nacen pocos machos, y las hembras lucharán entre sí por el control de la colmena y la colonia.

 

     Abeja Africana

Actualmente, la mayoría de las personas, cuando escuchan hablar sobre las abejas africanas, piensan que son abejas asesinas. En realidad, de hecho la abeja africana no es tan peligrosa como la gente cree que es. Es esta especie de abeja, sin duda, la más popular entre los apicultores y la industria de la miel.

Las abejas africanas son las más criadas pues producen miel de trébol, que es la miel más utilizada y producida. Una de las razones por la que la abeja africana es tan popular es porque no es una especie agresiva que ataca fácilmente a alguien. Otra cosa distinta es que atacarán cuando estén defendiendo la colmena y su Reina. Normalmente residirá permanentemente dentro de la colmena después de su vuelo nupcial, en que ella es inseminada por varios zánganos. No se la verá nunca más. Por lo general, la mayoría de los apicultores eliminan algunas alzas de la colmena, conservando únicamente la cámara que contiene a la reina.

 

    Vuelos Molestos

Las abejas son generalmente dóciles, pero se vuelven molestas cuando vuelan a nuestro alrededor durante las comidas campestres. Esto es debido al hecho de que su sentido del olfato las guiará hacia dónde estamos y no tienen una buena vista. Su sentido del olfato es lo que las ayuda a encontrar las flores que polinizan y, a veces, las confunden con el olor del alimento de las personas. El olor puede imitar a las flores, lo que puede hacer que se mezclen sus aromas. Esta es la razón por la cual es probable que encuentre abejas pululando alrededor de la basura porque los desechos de las envolturas de los alimentos las puede atraer, porque los aromas dulces se parecen a las flores y las plantas. Los apicultores deben tener cuidado al dispensar su basura porque las abejas pueden oler aromas dulces desde largas distancias y, algo que puede ser inofensivo como desechar la basura, puede convertirse en un gran problema de plagas cuando comienzan a reunirse en lugares que no son su hábitat normal.

    El ciclo de vida de la abeja de la miel

Un apicultor, ya sea un aficionado ocasional o un gran productor comercial, no puede tener éxito a menos que entiendan completamente el ciclo de vida de la apis mellífera o abeja de la miel.

El ciclo de vida de las abejas es un proceso único y fascinante.

    El parto

Todo comienza con el huevo. La abeja reina pone un huevo en cada una de las celdas construidas con tal propósito. Su función esencial y casi única será poner huevos. Una vez que la reina ha puesto el huevo y se ha desplazado para poner otro (durante los meses de primavera, la reina puede poner un promedio de 1900 huevos por día) el huevo queda fijado al fondo de la celda con una especie de líquido pegajoso similar al moco.

    La Larva

Cuando el huevo eclosiona emerge una larva. Las abejas nodrizas se encargan de cuidar las larvas jóvenes. Alimentan los huevos con pan de abeja. El pan de abeja es una extraña mezcla de secreciones de sus glándulas y miel. Las larvas pasarán por cinco etapas de crecimiento distintas.     Después de cada una de estas etapas, las larvas cambian su piel externa. Cuando la larva tiene seis días de edad, una abeja obrera viene y tapa las larvas, cortando el opérculo de la larva en su celda. Las larvas permanecen en el capullo de ocho a diez días, cuando emerge del capullo es una abeja joven completamente formada.

    Longevidad

La duración promedio de la vida promedio de la abeja depende de qué propósito cumpla la abeja en la colmena. Una abeja reina puede vivir durante dos años siempre y cuando pueda inseminarse con suficiente esperma durante su vuelo nupcial. Una buena abeja reina fuerte puede poner hasta 2000 huevos por día. Ella está a cargo de matar a sus hermanas y madres, ya que sólo puede quedar una reina en la colmena. La abeja reina no tiene que preocuparse por cuidarse a sí misma, siempre está rodeada por un séquito de abejas obreras que la alimentan y eliminan sus desechos.

    Abandono

No es raro que la abeja reina de edad abandone el nido en la primavera cuando el resto de la colmena se prepara para enjambres. Los expertos creen que la reina produce algún tipo de feromona que impide que las abejas obreras se interesen en el sexo. Una abeja reina que no ha hecho su vuelo nupcial se llama reina virgen. Las abejas zángano son abejas macho que viven solo para inseminar a las reinas durante el vuelo nupcial de las reinas.

    Efímero y Esencial

Después de aparearse con una reina, el zángano muere. Durante los meses de invierno, una abeja obrera puede vivir hasta ciento cuarenta días. Durante los meses de verano, la abeja obrera tiene la suerte de vivir durante cuarenta días, la corta vida útil del verano se debe a que las abejas obreras están literalmente trabajadas hasta la muerte. Los deberes de la abeja obrera son amplios y variados.

    Obreras Estériles

Las abejas obreras, llamadas abejas nodrizas, se encargan de cuidar a las larvas jóvenes, se envía a otros trabajadores a recolectar polen para convertirlo en miel. Algunos trabajadores pasan su tiempo rematando peines de miel, otros son responsables de cuidar a la reina. Las abejas obreras se encargan de matar de hambre a las abejas no deseadas y limpiar la colmena. Puede haber cualquiera de veinte mil a doscientas mil abejas obreras en una sola colmena. Las abejas obreras son siempre estériles. Si una abeja obrera pone un huevo, se convierte en una abeja zángano. Las abejas obreras son las abejas que la gente ve defendiendo la colmena.

La supervivencia de la colmena de abejas depende de que la colmena tenga una reina sana que ponga huevos. Si algo le sucede a la reina, la colmena morirá.

España contra el declive de las abejas

 

 

    Ante la preocupante desaparición de las abejas y otros polinizadores, el Gobierno lanza, España: Plan contra el declive de las abejas, un Plan de Acción a nivel Nacional. Parece que se pretende revertir la delicada situación actual a la que se enfrentan estos insectos exterminados por el uso de fitosanitarios.
    Según fuentes de Biodiversidad y Calidad Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) consultadas por EFE,  señalan lo preocupante de la situación. Este plan de acción, dicen, persigue favorecer su conservación y la de sus hábitats para propiciar la recuperación de estos insectos.
    El borrador recogerá las líneas y prioridades de la Iniciativa de la Unión Europea (UE) sobre insectos polinizadores. Para su redacción final se tendrán en cuenta “todas y cada una de las aportaciones recibidas” hasta finalizar el plazo de presentación de alegaciones.

    Actuaciones Específicas

   El uso inadecuado de insecticidas, herbicidas y fertilizantes, causan la muerte de manera directa o indirecta de polinizadores silvestres o domésticos. Se prevén actuaciones específicas, de manera coordinada con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Queremos evitar y reducir el uso de fitosanitarios.
    El uso de productos tóxicos, es uno de los factores más relevantes que causan la mortandad de estos insectos. También sobresalen la pérdida y degradación de hábitats (incluyendo la generada por la intensificación agrícola y otros cambios de uso del suelo). Los agentes patógenos y enfermedades, las especies exóticas invasoras y el cambio climático, probablemente son otros de los factores.
    Por todo ello es por lo que debemos promover hábitats favorables y prácticas sostenibles agrícolas.  También es importante la creación de entornos urbanos adecuados, así como mejorar la gestión de los polinizadores.  Reducir los riesgos derivados de plagas, patógenos y especies exóticas invasoras son algunas de las propuestas incluidas para su recuperación.

    Lista Roja de la Unión Internacional

    La Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), indica que el 16,5% de los polinizadores vertebrados están en peligro de extinción a nivel mundial. Mientras que en Europa, el 9% de las especies de abejas y mariposas están amenazadas.  Las poblaciones disminuyen en un 37 % en el caso de las abejas y un 31% en el de las mariposas.
     El Programa de Vigilancia del Ministerio de Agricultura sobre las colonias de abejas melíferas (Apis mellifera) refleja que la mortalidad invernal en el periodo 2016-17 ha sido del 9,8%. La mortalidad primaveral en esta campaña se estima en un 2,3%.
Estos datos sólo reflejan la situación de las poblaciones de la abeja melífera -una especie doméstica- pero pueden “aportar pistas sobre la situación de las poblaciones polinizadoras silvestres”.
Fuente: EFE VERDE

España aborda un plan para evitar el alarmante declive de las abejas

Madrid, 1 abr (EFE).-
Ante el alarmante declive de las abejas y otros polinizadores, el Gobierno ha lanzado un Plan de Acción Nacional para revertir la delicada situación.  Estos insectos que se enfrentan a numerosos peligros, se encuentran asediados por el uso de fitosanitarios, una de sus principales amenazas.
Es una situación "muy preocupante", según fuentes de Biodiversidad y Calidad Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) consultadas por EFE. Señalan que con este plan de acción se persigue favorecer su conservación y la de sus hábitats para conseguir la recuperación de estos insectos.
Solo en España existen más de 7.000 especies de dípteros, 4.000 de lepidópteros, 9.500 de himenópteros -el grupo de las abejas-. Además existen más de 10.000 especies de coleópteros que desempeñan un papel primordial en la polinización.
Himenópteros
Himenópteros

 

El borrador -en información pública (5 marzo-5 abril)- recogerá las líneas y prioridades de la Iniciativa de la Unión Europea (UE) sobre insectos polinizadores. Para su redacción final se tendrán en cuenta "todas y cada una de las aportaciones recibidas" hasta finalizar el plazo de presentación de alegaciones.
El objetivo es revertir el daño causado por el inadecuado empleo de insecticidas, herbicidas y fertilizantes. Causantes de la muerte, directa o indirectamente, de polinizadores silvestres o domésticos. Se prevén actuaciones específicas, de manera coordinada con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, para evitar y reducir el uso de fitosanitarios.

     Productos tóxicos

Además del uso de productos tóxicos, otros factores más relevantes que causan la mortandad de estos insectos son la pérdida y degradación de hábitats. Ésto incluye la generada por la intensificación agrícola y cambios de uso del suelo. Factores como los agentes patógenos y enfermedades, las especies exóticas invasoras y el cambio climático, también serían responsables.

     Hábitats sostenibles

Por eso tienen importancia acciones como promover hábitats favorables. Las prácticas agrícolas sostenibles, la creación de entornos urbanos adecuados, mejorar la gestión de los polinizadores y la reducción de los riesgos derivados de plagas, patógenos y especies exóticas invasoras son algunas de las propuestas incluidas para su recuperación.
Según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), el 16,5 % de los polinizadores vertebrados están en peligro de extinción a nivel mundial. Mientras en Europa, el 9 % de las especies de abejas y mariposas están amenazadas y las poblaciones disminuyen en un 37 % en el caso de las abejas y un 31 % en el de las mariposas.

 

El Programa de Vigilancia del Ministerio de Agricultura sobre las colonias de abejas melíferas (Apis mellifera) revela que la mortalidad invernal en el periodo 2016-17 ha sido del 9,8 %. De la misma manera la mortalidad primaveral en esta campaña se estima en un 2,3 %.
Éstos datos sólo reflejan la situación de las poblaciones de la abeja melífera -una especie doméstica- pero pueden "aportar pistas sobre la situación de las poblaciones polinizadoras silvestres". EFE

RAMIRO VELÁSQUEZ GÓMEZ | PUBLICADO EL 01 DE ABRIL DE 2019

Inquietante disminución de las abejas

La inquietante disminución de las abejas motivó que, en mayo de 2018, un almacén de la cadena Market Penny en Hanover, Alemania, amaneció con casi todos sus estantes vacíos. No había escasez, pero podría haberla algún día. A propósito los administradores retiraron todos los productos que son polinizados por abejas para llamar la atención sobre su rápido declive en el mundo.
Desde manzanas hasta zuquinis  desaparecieron ese día de los estantes. También chocolates y dulces cubiertos con cera de abejas. El 60 % de los Mercados Penny, unos 2.500 productos, son directa o indirectamente dependientes de la polinización por ese pequeño insecto.
No es una alarma infundada. Prácticas agrícolas agresivas con el uso indiscriminado de insecticidas.  La ocupación de bosques con la eliminación de flores silvestres están disminuyendo de manera acelerada poblaciones de abejas en el planeta.

 

    Peligro de Extinción 

Diferentes listados rojos nacionales señalan que 40 % de las especies están amenazadas de una u otra forma. 

En las últimas cinco décadas el volumen de cultivos dependientes de la polinización aumentó 300 %.  Las abejas no son los únicos insectos que polinizan, aunque ellas atienden 90 % de las plantaciones más importantes para los humanos. 

Sin polinizadores se perdería uno de cada tres bocados de comida que consumimos. Su extinción no está a la vuelta de la esquina, pero la reducción comienza a afectar la producción agrícola y apícola. 

Una crisis de la que no escapa Colombia.  

Comenzamos hoy una serie de artículos para mostrar cuál es la situación de esta problemática en el mundo y en el país.  Soluciones que están en marcha o planteadas con el objetivo de que las abejas sigan existiendo y brindando sus beneficios.